Manolo Gaspar: «No es fácil lo que estamos viviendo»

El director deportivo reconoce la difícil situación, pero tira de optimismo para sacar el club adelante

0
49

Manolo Gaspar, máximo responsable deportivo del Málaga, ha analizado el presente y el futuro del club. Habla con claridad, sencillez y sin ambages. Pero, sobre todo, con malaguismo en las venas.

Un sentimiento que no le oculta la difícil perspectiva que tiene por delante él como director deportivo y el club como entidad. Ante tanta adversidad, soluciones.

«Llevamos unos años en los que siempre van surgiendo cosas durante el camino y ya, como aquel que dice, nos vamos haciendo la piel de hierro. Creo que ya estamos acostumbrado a todas las modificaciones que ha habido durante muchos años nos ha hecho saber reaccionar ante golpes duros. Con la situación que tenemos el salir otra vez hacia delante, con la experiencia que llevamos y el bagaje, creo que no nos va a costar«, explica tirando de optimismo. 

La nueva estructura del club

Para ello, una de las grandes medidas, además del ERE, es la reestructuración de la sociedad en cuatro áreas. «Llegó el momento de una reestructuración y de hacer las cosas un poco más fáciles. En estos momentos complicados del club, en lo que se nos viene, es muy importante tener una buena comunicación y sea todo más fluido. Se centra todo en cuatro grupos en los que la comunicación diaria es constante». 

En ese sentido, Manolo Gaspar asegura que están «trabajando muchísimo en algo que tiene que crecer desde cero, prácticamente. Las primeras sensaciones son positivas y me voy todos los días contento porque la comunicación y la coordinación están siendo mucho mejor de lo que yo esperaba.

Ilusión y unidad para seguir adelante.

De sus palabras se desprende un mensaje de ilusión. «Tenemos muchos argumentos para sacar esto adelante. No es fácil lo que estamos viviendo, porque el sentimiento que tenemos la gente del club, los que hay, y los que por desgracia a lo mejor tienen que salir, es muy grande. La unión es muy grande y todos necesitamos del compañero, pero llega un momento en el que se toman decisiones muy drásticas en las que internamente nos quedamos muy tocados; pero tenemos muchos argumentos y mucha materia prima para sacar esto adelante y crear una buena base de futuro». 

Se trata de eso, de que exista un futuro más allá de esta temporada. De que el club y el equipo se consoliden y puedan, realmente, crecer. Y ahí, como siempre, está una afición a la que idolatra Gaspar. «El objetivo final de un club es que su gente se sienta identificado y yo me sentiré contento cuando ellos, con su equipo, se sientan bien y se sientan identificados. Y que veamos un Málaga reconocible, y que les guste, y que vengan al estadio queriendo ver a su equipo». 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here