Oxígeno para respirar (2-0)

Primera victoria del Málaga desde la vuelta a la competición que le aleja del descenso

0
226
Tres puntos para el Málaga que saben a oro | LaLiga

Vencer para vivir. Oxígeno para respirar. Triunfo de galones del Málaga que doblegó al Girona en el choque correspondiente a la jornada 36 de Segunda. Los tantos de Cifu y Sadiku dieron al cuadro blanquiazul la primera victoria desde la vuelta a la competición tras el parón por el Covid-19. Era trascendental los tres puntos de hoy. Y así fue.

Un choque en cuyo primer acto se vio la mejor versión del Málaga ‘poscoronavirus’. El cambio de esquema que propone Sergio Pellicer está sentando bien. En los primeros compases, Keidi Bare probó a Riesgo con un remate seco desde la frontal. No obstante, el Girona reaccionó y por medio de Borja García casi se adelantan en el marcador. El futbolista visitante abusó de calidad intentando el pase de la muerte a Cristhian Stuani.

El uruguayo dio lecciones de cómo jugar en la delantera. Movilidad cerca del área, desmarques a la espalda de los centrales, juego combinativo… De hecho, tuvo una ocasión clarísima que logró parar Munir con mérito a pesar de que partió en fuera de juego. Momentos después vino una montaña rusa de emociones. Cifu adelantó al Málaga con un remate de cabeza desde el segundo palo a pase de ‘Tete’ Morente. Y no solo eso, sino que, a los dos minutos, el Girona se quedó con uno menos. Dura entrada de Rivera a Keidi con la que el colegiado le señaló el camino de los vestuarios.

Se le ponía de cara la batalla al Málaga. Pero el Girona necesita muy poco para ocasionar peligro. Stuani consiguió conectar un pase de fantasía de Borja García para fusilar a Munir y empatar el partido, pero estaba en fuera de juego. Gol anulado al cuadro rival que activó las alarmas. ‘Tete’ y Adrián pudieron aumentar distancias en el marcador, pero no pudo ser. Con esto y poco más, 1-0 al descanso.

El comienzo de la segunda mitad pareció un cuento de hadas. Una falta que sacó rápido Juanpi, el centro al área de ‘Tete’ Morente a modo de regalo y el testarazo de Sadiku para ampliar distancias. Decimotercera diana del albanés esta temporada. Pero los de Martí no le perdieron la cara al partido. Samu Sáiz tuvo en sus botas el 2-1 con una magnífica volea de primeras, pero muy bien Munir abajo para sacar el intento rival. ¿Mejor contexto para los blanquiazules? Imposible.

Pero no todo es tan bonito como puede parecer. Adrián vio la cartulina roja tras una dura entrada y Sadiku la amarilla, más todos los problemas en la plantilla malaguista. Esto incita a que el próximo compromiso en Vallecas frente al Rayo Vallecano puede ser un problema. Pese a las intentonas del Girona con tres delanteros centro sobre el verde, el Málaga supo administrar los tiempos del partido a la perfección hasta blindar los tres puntos que son oxígeno puro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here