Shaheen y la táctica del avestruz

Richard Shaheen se mostró cobarde en el registro policial

0
1171
Shaheen en una aparición pública durante su etapa en el club

@JuanjeFernandez || Hoy se cumplen dos semanas del registro policial que ordenó la jueza en La Rosaleda con motivo de la investigación sobre la presunta administración desleal de la familia Al-Thani en el Málaga CF y que se inició gracias a la querella interpuesta por los accionistas minoritarios. Aquel día, durante más de 12 horas, la Policía buscó en las oficinas del club toda la documentación referente a la economía del cuadro de Martiricos y a los préstamos que el presidente y sus hijos tienen con la entidad. Radio Marca Málaga da ahora a conocer cuál fue la actitud de Richard Shaheen con respecto a los hechos que acontecieron. Una estrategia digna del mito que dice que las avestruces esconden la cabeza ante el peligro.

El registro pilló a la mano derecha del presidente catarí en Madrid. Su primera reacción tras ser informado de la noticia fue la de ordenar a los empleados del club que no colaborarán con los agentes de seguridad. Una orden que no fue acatada por estos tras consultar con la policía las consecuencias que dicha actitud podría haber acarreado. El registro transcurrió sin problemas y se prolongó hasta las 23:30h de la noche. La segunda decisión de Shaheen, que llegó a Málaga a media tarde, fue la de ignorar lo que estaba pasando en las oficinas del club. El director general, ya consciente del registro, pensó que, como apoderado del presidente y de propio club costasoleño, era mejor no personarse en La Rosaleda. 

Al día siguiente, Shaheen apareció en La Rosaleda. ¡Ya era hora!, pensó alguno. Su preocupación en todo momento fue la de ordenar que las oficinas recobraran su aspecto habitual. Ni una pregunta sobre el asunto, ni una decisión… como si no hubiese ocurrido. Un ejemplo más de las terribles manos sobre las que ahora mismo depende la vida del Málaga CF. A partir de ahora, y ya que se sabe que realmente las avestruces no esconden la cabeza debajo de la tierra, podemos decirle a alguien que tenga una actitud cobarde ante un problema, que no se ‘haga un Shaheen’, una propuesta que bien podría ser aceptada por la RAE. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here