Tres años sin Manel Casanova, el padre futbolístico de los canteranos del Málaga

Falleció a los 66 años mientras veía un encuentro de juveniles en Málaga

0
188
Manel Casanova padre canteranos malaguistas
Manel Casanova falleció el 6 de agosto de 2017 a los 66 años || malagacf

Hace ya tres años, un maldito 6 de agosto, Manel Casanova dejaba a su familia, al Málaga y, sin exagerar, a todo el fútbol español, huérfanos de su conocimiento y de su envolvente personalidad.

Tres años en los que su trabajo, junto a Francesc Arnau desde que este se retiró, se ha visto cada vez más recompensado. Aparte de los elogios, especialmente quedan los hechos. Y estos marcan que el Málaga sigue viviendo gracias a Manel Casanova.

Porque la hornada de canteranos que ha salvado los muebles en las últimas temporadas, sin excepción, vinieron con él y con su adjunto. Y porque gracias a su rendimiento en el terreno de juego y al dinero que han dejado aquellos que han tenido que ser traspasados, la entidad malacitana ha podido sobrevivir.

Cierto que hay errores y que en su etapa había más dinero. Pero tampoco tanto como se cree. En todo caso, son más los aciertos los que brillan. A Ontiveros, por ejemplo, lo recuperó él del Betis y lo mimó hasta llegar a ser quien es. A En-Nesyri y a Hugo Vallejo también los cazaron Manel y Arnau. Y ahí están también los Juande, Ramón, Iván Jaime, Hicham, Cristo, Mula, Hugo Vallejo o Gonzalo, entre otros muchos.

Son los hijos futbolísticos de una figura, una leyenda del fútbol español. Alguien que lo fue todo en el Espanyol, desde jugador a entrenador del primer equipo, y en el Málaga, donde a pesar de unos titubeantes inicios, demostró con el tiempo que su genio y talento eran únicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here