Una pesadilla que no se debe repetir

Los blanquiazules igualan su peor arranque en Segunda División y casi 'calcan' los números del extinto CD Málaga que acabó descendiendo y desapareciendo hace 30 años

0
987
Imagen de la última plantilla del CD Málaga | Javier Souvirón
Imagen de la última plantilla del CD Málaga | Archivo Mariano Pozo

Los números no dejan en buen lugar el arranque de competición del Málaga CF. Una victoria, dos empates y cinco derrotas. Unas estadísticas que por desgracia calcan el fatídico CD Málaga de 1991, temporada en la que descendió y terminó desapareciendo. La analogía numérica es total. Para algunos aficionados la mini pesadilla se repite, pero es cierto que la situación institucional y económica no es la misma.

Es cierto que en la campaña anterior el CD Málaga perdió en los penaltis un ascenso ante el Cádiz que tuvo en sus manos. Antonio Mata y Emilio fallaron los lanzamientos y el sueño de volver a Primera se esfumó. La supervivencia de la entidad pasó por ese retorno a la élite, pero la permanencia en Segunda hizo que la deuda galopante condenara al Málaga a vivir en un alambre del que acabó descendiendo y desapareciendo por 2.500 millones de las antiguas pesetas.

El inicio del CD Málaga en la 91/92 (3 derrotas, 2 empates y 1 victoria)

Al curso siguiente el CD Málaga firmó un mal comienzo. Tres derrotas consecutivas con Ben Barek en el banquillo. Fue cesado y llegó José Luis Monreal. No tuvo el vestuario de su mano y logró firmar cinco victorias y cuatro empates en quince jornadas. A comienzos de enero fue destituido y le tocó el ‘marrón’ a Antonio Montero ‘Nene’ técnico del filial, pero el equipo no pudo salir del pozo. Lo demás ya es historia y conocida por todos. El equipo acabó en el verde en Segunda B, pero las deudas insalvables lo acabaron matando.

Un arranque casi calcado con Guede y Mel en la 22/23

Cinco puntos de 24 posibles. 2 de 6 con Pepe Mel y 3 de 18 en la era de Guede. Victoria en Anduva y dos puntos ante Villarreal B y Racing de Santander. Aun con una ristra de puntos por disputarse, el Málaga depende de sí mismo para evitar repetir esa pesadilla. En la mano de los jugadores y el cuerpo técnico está el evitar el fiasco. De momento, por extraer notas positivas, primera portería a cero y el Málaga ya no es colista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here