Una serie de seis catastróficas desdichas para el Málaga CF

0
928
El Málaga, frente a la Ponferradina // LaLiga

2021 llega a su fin, aunque la temporada de LaLiga SmartBank no ha hecho sino llegar a su ecuador. Tras 21 jornadas el equipo blanquiazul ha dejado sensaciones muy dispares, siendo estas últimas las que más revuelo han levantado en la afición. No son los resultados esperados, y el actual puesto clasificatorio del Málaga CF puede verse reflejado en una serie de seis catastróficas desdichas sufridas por el equipo de Martiricos.

Para ir a la primera, hay que remontarse al partido en El Toralín. 19 de septiembre, 6ª jornada de competición. El club blanquiazul se desplaza hasta El Bierzo para volver con un saco de 4 goles y una imagen que tambaleaba los cimientos de lo que había sido hasta el momento el juego del equipo. Fue la primera bofetada de realidad, trasladando las malas sensaciones al siguiente encuentro y generando la segunda derrota consecutiva en Gijón.

El segundo de los eventos catastróficos tiene que ver con la lesión de Luis Muñoz antes de la 8ª jornada. El de Nueva Málaga, estandarte y líder de la plantilla, se quedaba fuera de combate para el resto de la temporada. Un jugador que formaba parte de la ‘columna vertebral’ del esquema de José Alberto López y que dejó un vacío insalvable a día de hoy.

Desde ese momento, el equipo se tambaleó. No obstante siguió sacando puntos valiosos y haciendo de La Rosaleda un fortín. Esa fuerza en casa se perdió cuando otro nombre suponía una nueva baja importante. Juande Rivas cayó lesionado tras el encuentro frente a Las Palmas -última victoria en casa-, y desde entonces todo ha ido cuesta abajo.

El fin de semana siguiente a la lesión del cordobés, el Málaga sufrió la derrota más humillante lejos de Martiricos. Lo fue más aún si cabe que la de Ponferrada, sobre todo por sensaciones. El Burgos le endosa un 3-0 que reabre heridas y deja mentalmente muy hundido al equipo.

Las dos últimas catástrofes son las que más cercanas se producen en el tiempo la una de la otra, y las que dejan más sinsabores a equipo y afición. La eliminación copera frente al Rayo Majadahonda supone una incertidumbre que, escasos días más tarde, llega a la competición liguera para sumar la segunda derrota consecutiva en casa frente al Leganés. Además de producirse la ruptura banquillo-afición, es la peor imagen que ha dado el equipo blanquiazul en lo que va de curso, y con ella cierra el año.

Una serie de seis catastróficas desdichas que dejan al Málaga CF en una situación muy delicada. El reloj ya descuenta las horas para llegar a Alcorcón, y todo lo que no sea una victoria en el campo del colista podría terminar de romper la frágil relación entre cuerpo técnico y afición. Ha llegado el momento de recargar pilas, de reflexionar y de estudiar el mercado. Queda poco para el momento de pasar a la acción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here