Carlos Hernández ganó su último partido para el Balonmano Maravillas desde el cielo

0
370

Carlos Hernández estará contento en el cielo deportivo malagueño. El culebrón del A.D. Balonmano Maravillas Benalmádena de 1ª Nacional Masculina llega a su final. La injusta sanción impuesta al equipo naranja ha sido finalmente desestimada.

El pasado 23 de enero se disputaba el encuentro entre Balonmano Caserío Ciudad Real y Balonmano Maravillas Benalmádena. El día antes del choque, uno de los jugadores del conjunto de la Costa del Sol dió positivo en COVID-19, por lo que decidieron avisar a la Federación Española sobre el caso, y no acudir al partido.

La decisión de la Federación fue la de sancionar al club malagueño con una multa de 2.000€ y dar el partido por perdido con un resultado de 10-0 por incomparecencia. Además se sumó al castigo una pérdida de dos puntos más, de los ya obtenidos durante el campeonato.

Finalmente, y tras apelar a la decisión por dos ocasiones, al Comité Nacional de Apelaciones en primer lugar, y al Tribunal Administrativo del Deporte, éste último ha dictado sentencia.

«La incomparecencia en el presente supuesto ha de estimarse justificada. Los datos concurrentes denotan ausencia de culpabilidad, elemento subjetivo imprescindible para la imposición de una sanción. Y no concurriendo, solo cabe revocar la resolución objeto de recurso», relata la resolución.

Así, finalmente se ha hecho justicia, y la A.D. Balonmano Maravillas Benalmádena respira tranquilo un mes después de finalizar la temporada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here