El Hockey Benalmádena, subcampeón de España

El equipo benalmadense cayó por un gol a cero contra el Egara en la final disputada en Valencia

0
29
hockey benalmádena subcampeón España

El equipo juvenil masculino del Hockey Benalmádena abría el torneo con el enfrentamiento ante el Xaloc valenciano. Los de Benalmádena se adelantaron con el tanto de Kilian Acib o, pero pronto lo contrarrestaron los locales desde el penalti córner. Antonio Ruiz volvió a adelantar a unos malagueños que, ya en el tercer cuarto, veían cómo su renta aumentaba con el gol de Marcus Lake; le añadió emoción al partido el Xaloc por medio de Héctor Ros, que se aprovechó de la pasividad defensiva del conjunto benalmadense para estrechar el marcador a falta de un minuto para el final. Sin embargo, la victoria cayó del lado costasoleño, que sumaba sus primeros tres puntos de la fase de grupos.

En la jornada matinal del sábado el Benalmádena se veía las caras con el Valencia en un partido en el que la victoria del Benalmádena les metía en semifinales. Dos goles de Máximo Pizarro-Lastra en el segundo cuarto dieron una doble ventaja al equipo benalmadense, que se veía cómodo en el campo y con bastantes ocasiones de cara al gol. A lo largo de la segunda parte el Valencia fue comiéndole terreno al Benalmádena, nada más comenzar el último cuarto anotaron los valencianos un gol que les dio un plus de motivación, tanto es así que a falta de siete minutos empataron el partido con el tanto desde el penalti stroke de Darío Zanón.

Hubo tiempo para todo de ahí al final, ya que el Valencia desaprovechó un penalti córner a su favor mientras que el Benalmádena erró un penalti stroke que pudo ser definitivo y un penalti córner con el tiempo ya cumplido. Al final, reparto de puntos y todas las opciones puestas en la jornada de la tarde Los resultados quisieron que el Benalmádena afrontase el último partido de la fase de grupos con la clasificación ya asegurada. La victoria de Xaloc ante Valencia dejaba a los andaluces en semifinales y el primer puesto del grupo debía disputárselo a un Egara que llegaba con dos victorias en su haber. El equipo dirigido por Fernando Pérez contó con varias ocasiones no materializadas en la primera mitad, y pagó caro esto ya que el Egara anotaba el 0-1 en la única ocasión clara que tuvo en el primer tiempo.

Un nuevo tanto del Egara al reanudarse el encuentro tras el descanso y otro más a punto de llegar al final del partido puso en el marcador un 0-3 que no se correspondía con lo visto en el terreno de juego, En semifinal esperaba un SPV Complutense que venía de contar sus partidos por victorias y que iba de menos a más en la competición.

El Benalmádena, por su parte, llegaba con una clara mejoría en su juego pese a que los resultados no habían acompañado. Partido a todo nada en el que fueron los de Benalmádena quienes se encargaron de llevar el ritmo del juego en los primeros minutos. Tanto fue así que, en una gran triangulación por banda derecha, Antonio Ruiz percutió por línea de fondo y encontró a Yachay Velásquez, quien remató acertadamente al fondo de la portería para poner por delante al Benalmádena. Se mostraron sólidos los malagueños, que defendían con entereza ante la presión de los madrileños. Los minutos pasaban y cada vez se arriesgaba más la Complutense, que encontró premio en un penalti córner y, con cierta fortuna, la bola acabó entrando en la meta de Joaquín Ríos. La tuvo el Benalmádena para romper esta igualada con un penalti córner con el que se llegaba al final del partido, pero la ejecución no tuvo acierto. Empate a uno al final del tiempo reglamentario, lo que suponía el desempate por shoot-outs, ahí el Benalmádena se mostró mucho más concentrado, anotando en todos sus lanzamientos. Joaquín Ríos apareció y se convirtió en el héroe de la tanda al parar dos shoot-outs al equipo de Madrid, lo que plantaba al Benalmádena en la final de la Copa.

En este duelo final el equipo benalmadense volvería a enfrentarse al Egara, que ganaba su semifinal ante el Giner de los Ríos. Predominó la igualdad y el respeto entre ambos equipos, nadie quería fallar en esta gran cita; tanto es así que se llegó con el marcador intacto al descanso.

Un fallo en defensa por parte del Benalmádena permitió al Egara sacar un penalti cuyo disparo pegó en el cuerpo de un defensa benalmadense, el árbitro señaló la pena máxima y Pere Amat no falló ante Joaquín Ríos. Los jugadores del Benalmádena se dejaron todo en el campo y subieron su presión durante todo el último cuarto en busca de un empate que no acabó por llegar.

Finalmente, el título de campeón se lo quedaba el Egara, mientras que la medalla de plata viajaba a Benalmádena. En la faceta individual, el portero benalmadense, Joaquín Ríos, era nombrado Mejor Portero de la XVII Copa de España por su gran actuación a lo largo de la misma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here