El Trops cae por la mínima en la cancha del líder

0
33

El Trops Málaga estuvo a punto de dar la sorpresa en el mítico pabellón Quijote Arena ante el líder, el Alarcos Ciudad Real, en la reanudación de la liga tras el paréntesis navideño. Y es que, pese a que a falta de un minuto para la conclusión, los pupilos de Quino Soler ponían tablas en el marcador por mediación del debutante Javier Ariño, después de desperdiciar una renta de dos goles en el ecuador de la segunda mitad, finalmente la escuadra local se llevó el gato al agua al vencer por 31-30 en un partido eléctrico y cargado de tensión, en el que los ataques se impusieron a las defensas, como así se refleja en el marcador. Lo único positivo de este resultado es que los malagueños tienen ganado el ‘goal average’ al Ciudad Real en caso de empate al final de la competición.

Con esta nueva derrota blanquiazul, la tercera consecutiva ante equipos de la zona de arriba –Alicante, Puerto Sagunto y Alarcos–, el cuadro de la Costa del Sol está obligado a enmendar el rumbo desde el próximo sábado, ante Sant Quirze (19.00 horas, pabellón de Los Olivos), si es que quiere meterse entre los cinco primeros al final del primer tramo liguero, posición que le daría para jugar la fase de ascenso. En cuanto a la secuencia del choque, el Trops Málaga, que salió de inicio con un siete inédito hasta ese momento, sufrió durante los primeros minutos el arranque enérgico del conjunto local, que, con actitud y sin dar respiro al contrincante, mostró su mejor versión con el objetivo de imponer su ley, consciente de la importancia que suponía sumar los dos puntos en su feudo. De hecho, en poco más de tres minutos, y desplegando un gran juego en ataque, el Alarcos ya vencía por 4-1 para alegría de los aficionados que se dieron cita en el Quijote Arena. El cuadro de Málaga había comenzado gris y con la defensa haciendo aguas. Y para más inri, el pivote malagueño Álvaro Armada erraba un lanzamiento desde los siete metros en estos primeros compases del encuentro, mientras que, en el lado contrario, el portero local Adrián Torres se exhibía con paradas de auténtico mérito.

Sin embargo, y pese a esta arrolladora apertura de la escuadra de Ciudad Real, el propio Armada logró sobreponerse al traspié anotando, esta vez sí, hasta cinco goles para liderar la remontada blanquiazul. Aunque el Alarcos Ciudad Real siempre jugaba con el marcador a su favor, lo cierto es que el Trops empezó a meterse en el partido y a partir del minuto diez, la distancia fue reduciéndose hasta quedarse en dos. Con esta igualdad, siguió transcurriendo el envite, que se estaba volviendo cada vez más duro. El Trops por fin pudo armar, algo mejor, su defensa y el ataque ya era más fluido que en el inicio. Con el resultado de 15-13 se alcanzó el minuto 28:35. Y cuando parecía que los costasoleños se marcharían a los vestuarios con esa ventaja a favor del Alarcos, Cordies, uno de los mejores efectivos del cuadro local, además del meta Torres, anotó el definitivo 16-13 de la primera mitad, que dejaba encarrilada la victoria para los de Ciudad Real, si bien el Trops estaba dando señales de mejoría y todavía había esperanzas para la proeza ante el líder. Iniciado el segundo acto, el Trops Málaga, sin titubeos, se fue claramente a por el partido.

Prueba de ello es que en apenas cuatro minutos, los blanquiazules lograron el empate (17-17), con goles de Alberto Castro, por partida doble, Portela y Melgar. El conjunto malagueño parecía otro y todavía quería más. La igualdad la rompió precisamente el Trops, que, por primera vez, cogió la delantera, incluso, de dos (19-21) en el 10:18. Luego llegó la tercera exclusión del extremo malagueño Curro Muñoz, que supuso su expulsión, circunstancia que fue aprovechada por el Alarcos para acercarse en el marcador (20-21), tras la diana de Plaza. El Trops, que ahora contaba con el portero Gavañach en la cancha, pudo ampliar de nuevo la diferencia en el 16:14. El electrónico del Quijote Arena anunciaba en ese momento el 22-24 a favor de los de Quino Soler, que habían encontrado el camino para la victoria. Sin embargo, en el balonmano, un minuto es una eternidad, y, por tanto, todavía quedaba mucha tela por cortar –Portela también fue expulsado–, como así ocurrió, ya que el Alarcos cerró su defensa y aupado por los suyos, echó el resto para darle la vuelta al marcador y hacerse con el encuentro, aunque por la mínima (31-30), por lo que no pudo superar el ‘goal average’, dado que el Trops venció en la ida por 31-28.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here