Otro viaje en vano para el Trops Málaga

0
7

No hubo sorpresa. El Trops se vino de vacío este sábado de su visita a Ciudad Real, tras terminar sucumbiendo ante el equipo revelación de la categoría, el ID Energy Caserío, por el resultado de 27-23, un conjunto amarillo que lo ha ganado todo en su feudo –solo ha cedido tres puntos esta temporada, tras una derrota en Antequera y un empate en casa del líder Guadalajara– y es el segundo clasificado de la División de Honor Plata. 

Esta derrota, la cuarta de los últimos siete partidos –en los otros tres duelos no pasó del empate–, deja a los malagueños en una situación preocupante, cada vez más lejos de los puestos de ascenso, aunque, en realidad, todavía restan 19 encuentros para el final de la temporada y, por tanto, aún hay tiempo para la reacción, que debe pasar ya por el próximo miércoles, día festivo, en su compromiso en el pabellón del colegio Los Olivos (12.00 horas), frente al Tubos Aranda Villa de Aranda. 

En cuanto al choque del sábado, pese a la igualdad reinante desde el comienzo, el equipo local consiguió marcharse de dos goles (4-2) transcurridos solo seis minutos de juego, pero, enseguida, el Trops, muy serio en ese momento, pese a estar jugando sin un pivote natural por las ausencias de Juanma Cabrera, por lesión, y Javi García, por sufrir una gastroenteritis en las últimas horas, reaccionó con oficio, consiguiendo un parcial de 0-3 que le ponía por delante (4-5), en el 10:12. Alberto Castro, Petter y Diego Pérez, de fuerte lanzamiento desde más de nueve metros, fueron los artífices de esta remontada.  

La ventaja malagueña prosiguió. Incluso, el Trops aumentó su renta (5-7) cuando el encuentro estaba a punto de alcanzar el ecuador del primer periodo. Esta ventaja se mantuvo durante unos minutos más, pero el Caserío, animado por su afición, cogió impulso para darle la vuelta al marcador (9-8) en el 21:41. El Trops igualaba, de nuevo, la contienda acto seguido. El partido estaba siendo entretenido para el espectador. Sin embargo, el cuadro amarillo, que atravesaba por su mejor momento, se estaba beneficiando de que el duelo se había vuelto loco y, merced a estos minutos de desconexión de los malagueños, obtuvo por primera vez una renta de tres dianas (12-9) en el 25:47, instante en el que el técnico malacitano Quino Soler se vio obligado a solicitar tiempo muerto.  

Reanudado el juego, el envite siguió en los mismos términos. Al Trops le costaba romper la defensa manchega, muy intensa, y tampoco era capaz de poner calma ante tanta carrera de los amarillos. El equipo de la Costa del Sol necesitaba dar pausa al juego, pero estaba cayendo en la trampa de los locales y terminó marchándose al descanso perdiendo 15-11, la mayor ventaja amarilla del primer acto.  

Vuelta a la cancha, tras el paso por vestuarios, el Trops arrancó el segundo tiempo más enchufado y con mayor concentración que en los instantes finales. Jorge Villamarín volvía a la portería –en la primera mitad jugó Villareal–, después de varias semanas sin entrar en la convocatoria, por lesión. Los malagueños empezaron a remontar el duelo. Así, alcanzado el minuto 07:00, el resultado era de 16-16, con un Diego Pérez espléndido. El Trops había subido la intensidad en defensa y el brasileño Petter estaba haciendo mucho daño a los amarillos desde el lateral izquierdo. Cierto es que el ID Energy Caserío rompía contantemente las tablas, pero, enseguida, el Trops las volvía a poner. Y con esta igualdad fueron transcurriendo los minutos hasta que el cuadro manchego consiguió imponer, otra vez, su juego.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí