Varapalo para el Trops Málaga

0
10

Finalmente no se obró el milagro. El Trops Málaga no jugará la fase de ascenso a la liga Asobal, como sí hizo las dos últimas temporadas. Cierto es que el conjunto malagueño cumplió en su compromiso frente a un descendido Mallorca, tras ganar el encuentro por el resultado de 31-25. Sin embargo, los costasoleños no solo tenían que conseguir los dos puntos en su feudo, de nuevo el pabellón del colegio Los Olivos, sino que también dependía de otro resultado: de la victoria del Guadalajara en casa del Cisne Pontevedra, con el que luchaba por hacerse por el único puesto disponible para el ‘play-off’, un desenlace que se antojaba muy complicado desde principio, ya que los manchegos consiguieron hace semanas el ascenso a la élite y, por tanto, la necesidad la tenía el cuadro gallego, que terminó ganando la partida aupado por su afición.

Aunque el Trops hizo lo que tenía que hacer, que era ganar, el resultado de Pontevedra sentó como un jarro de agua fría a los aficionados malagueños, que, pese al revés, despidió a su equipo con aplausos a la conclusión de un encuentro sin historia, dominado por la escuadra azulona de principio a fin. Y es que el Trops tomó la iniciativa desde el mismo arranque.

Con solvencia y una defensa sólida, los malagueños inauguraron el marcador, por medio de Karlov, cuando solo habían transcurrido 44 segundos, y desde entonces, el equipo local siempre fue mandando en el juego y en el marcador. Prueba de ellos es que, en solo seis minutos, los pupilos de Quino Soler ya ganaban por un resultado importante, 4-1, lo que daba buena cuenta de la superioridad del conjunto azulón.

El duelo continuó su curso con la misma tónica y en la misma dinámica. El Mallorca intentaba imprimir velocidad en las acciones de ataque, pero el Trops había colocado un muro inquebrantable en la defensa con el que se estrellaba una y otra vez. Esta imposibilidad de acercarse a la portería defendida por Jorge Villamarín le hacía perder el balón y, en consecuencia, llegaba la réplica malacitana que corría el contragolpe hasta anotar.

Con el resultado de 12-7 se alcanzó el minuto 18:00. Como de costumbre, el meta Villamarín estaba de dulce bajo los palos y Karlov anotaba con facilidad.

El Mallorca reaccionó levemente y se puso a tres (13-10) en el 21:24. Sin  embargo, tan solo se trataba de un espejismo, ya que el cuadro costasoleño apretó de nuevo el acelerador y se marchó al vestuario ganando por 18-11 y con el partido prácticamente sentenciado por lo que se estaba viendo en el 40×20.

De regreso a la pista, el Trops siguió aumentando su renta hasta ponerse el partido en un claro 21-13 en apenas cuatro minutos de juego. La escuadra malagueña tenía controlado el choque y el banquillo comenzaba a interesarse por el resultado del Cisne-Guadalajara, con tablas (20-20) en los primeros compases de la segunda mitad.

Los últimos diez minutos del partido fueron plácidos para el Trops. Con un abultado marcador (27-18) se disputaron los instantes finales. La intensidad no mermaba, pese a la diferencia a favor, ya que los malagueños querían ganar el encuentro de forma cómoda para despedirse esta temporada de su afición, pero desde Galicia llegaban malas noticias. Pese a todo, con una cerrada ovación al malagueño Luis Castro, que ha anunciado que dejará la práctica del balonmano, y la entrega de las camisetas del Dólmenes y el Trops, sus dos equipos profesionales, por parte de los dos técnicos que marcaron la trayectoria del jugador, Lorenzo Ruiz (Antequera) y Quino Soler (Trops), concluyó el duelo con el resultado de 31-25, un marcador que no sirvió de nada, ya que el Cisne hizo los deberes y ganó al Guadalajara en su feudo por 34-30.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí