La misión más difícil de Alberto Díaz

El cajista será uno de los encargados de parar a Schröder, el gran peligro de Alemania

0
155
Alberto Díaz, en el partido de cuartos ante Finlandia / FIBA

Sergio Scariolo busca antídotos para neutralizar a Dennis Schröder, el eje de una selección alemana que ha sorprendido este verano; cuando parecía que la transición post Nowitzki iba a perdurar. Actualmente sin equipo en la NBA, lo que son las cosas, el de Baja Sajonia, una de las grandes estrellas del campeonato, pero en un segundo plano por ‘culpa’ de los Jokic, Doncic, Antetokounmpo y compañía, es de momento el MVP provisional de este Eurobasket. Alberto Díaz, su pareja de baile, tiene una misión complicadísima por delante; por ahí pasarán gran parte de las opciones de España.

Schröder promedia 20.2 puntos y 7.2 asistencias; registros estratosféricos… y eficientes, algo de lo que no pueden presumir otros extraterrestres. En el duelo de cuartos ante Grecia, uno de los mejores partidos del campeonato, se marchó hasta los 26 tantos y un +19 con él en pista, ese apartado estadístico que tanto obsesiona a los entrenadores. Bien acompañado por Franz Wagner, jugador de los Orlando Magic y con potencial de convertirse en una superestrella; la mejor dupla sin duda del Europeo.

«Luego siempre hay un margen para las variantes tácticas, pero esa no es la base de nuestro juego. La base de nuestro juego desde siempre, desde siempre, es la defensa individual, y la responsabilidad individual que cada uno mete en ella. Creo que, con un equipo más físico que nosotros, eso es decisivo. Tenemos que ir a por ellos. No podemos esperar que nos arrastren en la pintura o que hagan valer su superioridad física, porque lo pasaríamos muy mal», reflexionaba Scariolo en la previa. Un aviso a navegantes de lo que se viene: un duelo precioso Alberto Díaz-Schröder.

Hablamos de un jugador con un talento descomunal, un sinfín de fundamentos, pese a haber perdido su estatus estos dos últimos años en la mejor liga del mundo. Fracasó en Los Ángeles y Boston, tras ser elegido en la 19/20 mejor sexto hombre de la NBA, el techo de su carrera hasta ahora. Alemania ha sido una liberación para él, anfitriona por cierto, una ventaja ‘envenenada’. Ya lo vivió España en aquel Eurobasket de 2007, con aquella corbata de Gasol ante Rusia, o el Mundial de 2014.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here