Osetkowski trae de vuelta al Unicaja de las siete vidas

0
117

Vuelve el Unicaja de las siete vidas. El equipo de Ibon Navarro se lleva la serie a Málaga con un triunfo de equipo grande en Murcia, (79-88). Un gigante Osetkowski, que apareció en la serie cuando más lo necesitaban los suyos, fue suficiente para que los de la Costa del Sol sobrevivieran de nuevo a una exhibición de Kurucs. El Unicaja revive en estas semifinales y el Carpena dictará sentencia el próximo miércoles a las 20h30. El Unicaja vuelve a la casilla de salida de estas semifinales. 

El partido arrancó con un guión parecido a todos salvo al del sábado pasado. Es decir, igualdad e intercambio de canastas. Algo mejor el Unicaja que aprovechó dos acciones de tres puntos para obtener un pequeño parcial de 2-6 para los malagueños. Kameron Taylor estaba enchufado. El norteamericano era una pesadilla para la defensa de los de Sito Alonso. El club de Los Guindos defendía bien y salía corriendo como les gusta hacer habitualmente. 

Taylor se iba a los ocho puntos con otro gran triple que activaba la alarma local y daba a los malacitanos una renta de diez puntos. Sant-Roos se puso las pilas para ayudar a los suyos, pero el juego exterior cajista estaba desatado. Triple tras triple, los de Ibon Navarro se iban de nuevo como en el tercer partido de la serie. El UCAM Murcia no podía hacer nada contra un Kameron Taylor que veía el aro como una piscina. Kurucs y Sant-Roos no daban a basto y el partido se marchaba a su primer parón con 18-31 para los malagueños.

El segundo cuarto se inició con tiros libres por una técnica a Sito Alonso. Su actitud en el banquillo reactivó a su equipo. Un parcial de siete a cero metió a los murcianos de lleno en el partido con Kurucs de nuevo como líder absoluto. Los minutos de ecuador fueron un duelo entre Kurucs y Osetkowski. Golpe a golpe en cada aro. El partido se calentaba por momentos con el pabellón murciano ejerciendo bien la presión a su rival. Sleva recogió el testigo local para seguir anotando. El Unicaja no bajó el pistón del juego exterior y se marchó a los 50 puntos. Especialmente brutal fue el momento de Carter con tres triples en dos minutos y medio. La zona de Sito Alonso no funcionaba. Descanso con 43-55 en el electrónico.

Tras la pausa, la batalla siguió en todo lo alto. La tensión se marcaba a fuego en cada lanzamiento y penetración. El partido estaba en todo lo alto. Morin y Kurucs fueron recortando puntos cucharada a cucharada hasta poner al UCAM Murcia a cinco puntos en el marcador. Era el peor momento cajista, con un pabellón carmesí entonando a pulmón el “sí se puede”. Muchas faltas, los dos equipos a bonus y un buen Yankuba Sima que cortaba un parcial de 10-2 para los locales. Tyson Carter aplicó algo de hielo a la situación para que el Unicaja se marchase al frente al último cuarto, (63-72).

El UCAM Murcia inició el último tramo con un parcial de 8-2. Sleva levantó a su público con un triple que puso el marcador 71-74. Perry asistió a Ejim para hacer reaccionar al Unicaja. El base de Atlante dinamitó el partido con un triple sensacional que volvió a aliento a los de Ibon Navarro. Los murcianos volvieron a rehacerse con un Kurucs imperial y un triple de Ennis. Osetkowski fue el héroe final con un tapón a Caupain y un triple sobre la bocina que selló el triunfo del Unicaja y silenció al pabellón murciano a excepción del MVP, MVP que retumbaba en la grada visitante. Un 2-2 que lleva la serie de nuevo a Málaga, (79-88).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí