El Unicaja vuelve a perder ante un UCAM Murcia muy superior

0
78

Mal partido y mala noche la que volvió a vivir el Unicaja. Los de Ibon Navarro cayeron derrotados de manera abultada ante el UCAM Murcia muy superior en el Carpena, (83-101). Los de Sito Alonso volvieron a ser mucho mejores que un Unicaja nervioso y poco reconocible en los 40 minutos que duró el partido. La eliminatoria se marcha 0-2 a Murcia y el equipo de Los Guindos tendrá que tirar de milagro para estar en la final de la ACB.

El partido arrancó con la tensión en las manos del Unicaja sabedor del lío en el que se podía meter. Mucho más acertado el UCAM Murcia en el juego interior y exterior. Hakanson y Morin llevaban al marcador el primer parcial murciano. Morin era una pesadilla por dentro y el Unicaja jugaba con demasiada prisa. La combinación llevó a Ibon Navarro a la desesperación. El vitoriano tuvo que pedir tiempo muerto con un más nueve de ventaja para los de Sito Alonso. La entrada de Kameron Taylor y la dirección de Alberto Díaz fueron claves para la reacción cajista. Dos triples dejaron el electrónico abierto y la figura de Sima comenzó a emerger para recortar distancias al final del primer acto, (21-25).

El segundo asalto tuvo de todo. Picante a raudales y decisiones arbitrales muy cuestionadas por los dos bandos. Sima y Osetkowski empezaron a ofrecer una versión muy positiva para el ataque del equipo de Los Guindos. El californiano mostraba esa versión de playoff que se echaba en falta por Málaga. El juego exterior cajista entró en acción con Taylor y Perry muy metidos hasta el punto de poner por delante al Unicaja. Llegó el momento caliente del segundo partido de la semifinal. Un choque entre Osetkowski y Morin. El pívot francés acabó sangrando abundantemente y encarándose con la grada del Carpena. Como se calentó el ambiente, que hasta el alcalde de Málaga tuvo que pedir calma desde el palco de autoridades. La acción acabó en técnica y unos tiros libres de Osetkowski que dejaron a los de Ibon Navarro por delante, (45-44).

Parecía que el Unicaja quería ser Unicaja en la salida de vestuarios. Alberto Díaz sumaba un dos más uno y hacía creer al Carpena. Sin embargo, tal y como ocurrió en el primer partido de la serie, el UCAM Murcia aplicó rápidamente hielo al choque. Un parcial de 2-10 para los de Sito Alonso dinamitó los nervios del equipo de Los Guindos. Sleva y Kurucs seguían penalizando cada uno de los errores del Unicaja. Osetkowski se echaba el juego ofensivo a la espalda junto a Djedovic. Pero el juego exterior cajista no iba y el UCAM Murcia se acercaba poco a poco al 0-2 al final del tercer cuarto. El partido se marchaba a sus últimos diez minutos con 61-74 en el electrónico.

El UCAM Murcia supo jugar el último cuarto, todo lo contrario que el Unicaja. Muy tocado el cuadro de Ibon Navarro, cuyos nervios empezaron a jugar malas pasadas. Cinco puntos consecutivos de Alberto Díaz metieron una marcha más para los malacitanos. En ese momento, los visitantes volvieron a aplicar el hielo al intento inerte de remontada. Howard Sant Roos, Ennis y Diagné anotaban como querían ante un Unicaja que no paraba de fallar de cara al aro rival. Sin hacer mucho más que saber gestionar la debacle local, el UCAM Murcia se gustó en los minutos finales para dejar la renta en 83-101. El público murciano festejaba mientras que el Carpena aprovechaba para homenajear a los suyos por si este era el último partido del curso 23-24. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí