El eterno Omar Cook

A un mes de llegar a la cuarentena, el excajista sigue dando guerra en nuestro baloncesto

0
104
Omar Cook dice adiós / ACB

Un viejo rockero. Omar Cook es un superviviente. Pasan los años y el norteamericano se mantiene aún como de los bases más cerebrales del baloncesto español. Es el segundo más veterano de la competición, solo le supera en longevidad Albert Oliver. Un jugador carismático, con una ética de trabajo envidiable y un carácter competitivo que le ha hecho perdurar en una liga tan exigente, como es esta ACB.

A un mes de llegar a la cuarentena, el excajista volverá al Carpena el próximo domingo, su primera casa en España. El neoyorkino aterrizó en Málaga en 2008 y se marchó tres cursos después. Fue una de las piezas angulares del proyecto de Aíto en Los Guindos. Ha llovido, pero aún sigue dando en guerra: ahora con la camiseta del Casademont Zaragoza, su séptimo equipo en nuestra liga.

Unicaja, Valencia, Baskonia, Estudiantes, Gran Canaria, Burgos y Zaragoza. No está mal el currículum. Historial de sobra para ser uno de los mejores extranjeros de este siglo. También perteneció a grandes del baloncesto continental como Lietuvos Rytas, Armani Milan o Estrella Roja; estos dos últimos juegan la Euroliga en la actualidad. Un carrerón y rindiendo allá donde ha ido.

Ha sido tres veces máximo asistente de la Liga Endesa: en 2010, su primera temporada en Málaga y otras dos con Estudiantes (2018 y 2019). Tuvo un esguince de rodilla y hasta hace dos semanas no había debutado en Casademont Zaragoza. Ayer, y con dos partidos a las espaldas, ocho asistencias y llevando la manija de su equipo ante el Baskonia (97-79). Un ‘fichaje’ vital para los aragoneses. El bueno de Omar Cook es una apuesta segura.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here