Benalmádena tendrá su primer bosque sostenible con 1.200 árboles de diferentes especies para absorber emisiones de CO2 y el primero de Talher en España

0
20

El alcalde participa en la siembra de una treintena de árboles y destaca que, tras la firma de este acuerdo, la compañía se hará cargo los próximos 30 años de un terreno de una hectárea y media.

Plantados pinos, algarrobos, aladiernos y alcornoques junto a acebuches, mirtos y tarajes. Según las estimaciones, en los próximos 30 años se absorberán 150 toneladas de CO2.

Benalmádena contará con su primer bosque sostenible y que también será el primero de la empresa Talher en toda España, para compensar la huella de carbono. El acto de presentación de esta iniciativa ha contado con la presencia del alcalde del municipio, Juan Antonio Lara, junto al director Regional Sur de CLECE, Javier Gallego Trigo, la directora de Talher 5, Monica Manrique Samaniego, y el edil de Medio Ambiente, Juan Olea, entre otros. El acto ha servido para la siembra de 30 plantas por los asistentes, también de Talher y Clece y filiales responsables de la gestión de Talher y Clece en la provincia de Málaga.

Con esta siembra se comienza la compensación de la huella de carbono del grupo empresarial, un primer bosque sostenible que ha sido posible gracias al acuerdo con el Ayuntamiento de Benalmádena. Tras la firma de este acuerdo, la compañía se hará cargo los próximos 30 años de un terreno de una hectárea y media en el que plantará 1.200 árboles de diferentes especies.

Después de haber recibido el certificado de inscripción del primer proyecto de absorción en el Registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción de dióxido de carbono del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) y del convenio de colaboración suscrito entre el Ayuntamiento de Benalmádena y Talher para la reforestación de una parcela municipal, que sufrió un incendio en el año 2019, la empresa acaba de plantar pinos, algarrobos, aladiernos y alcornoques junto a acebuches, mirtos y tarajes. Según las estimaciones, en los próximos 30 años se absorberán 150 toneladas de CO2.

Las especies escogidas cumplen con determinados requisitos como la adaptación al medio, capacidad para cumplir el objetivo de la repoblación, absorción de carbono e interés medioambiental. Gracias a esta reforestación, Talher compensara parte de las emisiones de CO2 mediante un proyecto propio de absorción, sin tener que recurrir a la inscripción en iniciativas de terceros ya aprobadas por el MITECO. Talher ha desarrollado un plan de gestión por el que se encargará en estos 30 años de realizar la repoblación de especies autóctonas y de mantenerlas, de tal forma que las primeras 28 toneladas que generará el proyecto se podrán repartir entre todas las empresas del grupo, para que cada de una de ellas pueda compensar una pequeña parte de su huella de carbono.

TERRENO

En cuanto a la superficie de actuación de reforestación, el terreno es de 15.800 metros cuadrados (1,58 hectáreas), motivado en el cumplimiento de los objetivos generales acordes a los que promueve el Ayuntamiento de Benalmádena, subrayó el primer edil, que agradeció a la compañía y su filial que haya elegido Benalmádena como punto de partida de su iniciativa en toda España, en pro de mejorar el medio natural urbano, aumentar la biodiversidad y potenciar la multifuncionalidad de los espacios.
Desde la compañía han señalado que se persigue también la conservación de la biodiversidad, bajo la premisa de recuperar una cubierta vegetal que proporcione un nuevo paisaje, que contribuya a secuestrar carbono, resistente y resiliente a los incendios y al cambio climático.

Con este proyecto, tanto el Ayuntamiento de Benalmádena, como Talher contribuirán a la mitigación del cambio climático, creando al mismo tiempo, una nueva cobertura arbórea que ayude a conservar y fomentar tanto la calidad del paisaje como la biodiversidad, a través de la recuperación de la cobertura vegetal arbórea.

UN PASO MÁS

Clece y todas sus filiales poseen los sellos “Calculo” (Clece y todas sus filiales) y “Reduzco” (Clece, Talher y Multiservicios Aeroportuarios), y ahora, gracias a esta iniciativa en colaboración con el Consistorio de Benalmádena, comienza su andadura en la compensación y absorción de emisiones para activar un tercer sello, “Compenso”, con el que la empresa vuelve a dar un paso más en la consolidación de su reputación ambiental.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí