‘Torremolinazo’ y fiesta en El Pozuelo

Los de Ibon Pérez estarán en la siguiente ronda de la Copa tras superar al Huesca en la tanda de penaltis (4-2)

0
1147

Difícil encontrar una mejor narrativa con lo que se ha vivido este mediodía en El Pozuelo. El Juventud Torremolinos estará en la siguiente ronda de Copa tras ganar a la SD Huesca en la tanta de penaltis, con Amador y Pesca como personalidades ilustres a partir de ahora en el municipio. Se hizo justicia porque los verdes hicieron más méritos que los del Cuco Ziganda en los noventa minutos, y también en el tiempo extra. Con una prórroga de infarto y una tanda inolvidable. El ‘Torremolinazo’ es una realidad, ya soñando con el siguiente compromiso del torneo del KO.

Decía Ibon Pérez en la previa del partido que su equipo no se iba a amedrentar ante un Segunda. Dicho y hecho porque los locales salieron con varias marchas más que una SD Huesca cargado de suplentes. Pero no hay quitarle un ápice de mérito a los de Ibon Pérez: un equipo con mucha personalidad y con unas ideas que surtieron efecto. Los locales se marcharon al descanso con un ‘corto’ 2-0 porque, por méritos, pudo ser un marcador más doloroso para los del Cuco Ziganda, claramente dominados desde el pitido inicial. Además, un público torremolinense que respondió a la cita con su equipo: prácticamente lleno un estadio El Pozuelo que fue una fiesta en esta jornada matinal de Copa.

Javi López y Alexis, los mejores en los locales, iban a ser los autores de los tantos. El primero, consumido el minuto 25, gracias a una buena transición, y el extremo izquierdo no perdonaba ante San Román tras un gran pase de Fran Castillo. Definición certera que provocaba el éxtasis en El Pozuelo. Cinco minutos después, buena internada de Javi López por el costado derecho, y el ’16’ del Torremolinos aprovechaba las dudas en la zaga aragonesa para hacer el segundo. Premio para un jugador que ya había rozado el gol en la primera media hora.

Por su parte, una SD Huesca que no pudo generar peligro en la portería de Amador durante la primera mitad. Desbordado los visitantes, obligado a mover piezas tras el descanso. Entraban Andrés Fernández, Cristian Salvador y Marc Mateu. El Cuco recurría a parte de su artillería, con modificación en la portería incluida.

La alcaldesa Margarita del Cid junto al presidente del Torremolinos Shahram Hoosfar

Se metían los aragoneses rápidamente en el partido. Conducción de Soko por banda derecha, centro al primer palo, y aparecía Escriche para recortar diferencias. Muy cruel porque iba a ser la primera llegada de los visitantes. No obstante, el Huesca iba a mejorar con el paso de los minutos, mientras un Torremolinos obligado a retroceder. Soko y Escriche iban a amenazar con el empate, obstaculizándose con el bloque de Ibon Pérez.

Un último tercio de partido con todo abierto. También movía fichas el técnico vasco, con la entrada de Javi Forján y Miguelito. El Huesca iba a encontrar el premio a veinte del final: Juan Villar aprovechaba varios rechaces en el área pequeña para empatar el choque. Se iba a hacer largo hasta el noventa, con más piernas frescas en los locales: entraban Pesca y Cano. Agotaba Ibon Perez las ventanas.

Pudo pasar cualquier cosa en los últimos minutos reglamentario, pero estuvo muy cerca el 3-2. Javi Forján con un cabezazo que se marchó cerca de la portería de Andrés Fernández, además de otro remate peligroso de Machuca en el descuento. Un empate quizás justo por los méritos de unos y otros.

Daban los de Ibon Pérez un paso adelante en el tiempo extra, con Pesca y Machuca dando alternativas en el ataque local. Precisamente el segundo estrellaba el balón en la madera después de un gran zurdazo; mejorando paradójicamente con el el transcurso de los minutos. Amador salvaba el 2-3 cuando Joaquín Muñoz tenía todo para definir; providencial estirada del portero local.

Javi Amaya iba a rozar el 3-2 después de un gran zurdazo que fue repelida a córner, cuando iba teledirigido a la escuadra de Andrés Fernández. El guion era inevitable: una tanda de penaltis que iba a culminar la machada del Torremolinos. Erraban Joaquín Muñoz y Vilarrasa, el segundo con una gran parada de un renqueante Amador. Pesca se convertía en el héroe en El Pozuelo: un disparo inapelable a la escuadra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here