sábado, febrero 22, 2020

SEIS PUNTOS PARA UNA FELIZ NAVIDAD

@JuanjeFernandez || El triunfo ante el Tenerife ha servido para dar tranquilidad a un Málaga que acumulaba ya cinco partidos consecutivos sin conocer la victoria. El equipo ha salido del descenso y mira ahora el final de año con otros ojos. Los de Víctor Sánchez del Amo volverán mañana al trabajo con la mente puesta en los partidos que disputarán en LaLiga SmartBank antes de que se eche el telón a un 2019 que no ha sido tan bonito como los blanquiazules imaginaban allá por enero, cuando eran los lideres de la categoría y figuraban como favoritos en todas la quinielas para el ascenso.

 

Extremadura y Lugo son los rivales que medirán si los de Martiricos reciben carbón por parte de los Reyes Magos o si finalmente la nata del roscón guarda algún premio extra a los futbolistas boquerones. Los de Almendralejo están casi en el fondo de la tabla y solo han ganado al Dépor, el comodín de la Segunda, en los últimos nueve partidos disputados. Los de Manuel vienen además de perder un duelo directo hace dos jornadas contra el Racing de Santander.

 

El Lugo por su parte también está de capa caída. Los gallegos consiguieron dos triunfos consecutivos en el mes de noviembre que parecía acercarles más a la zona media que a otro lugar, pero los resultados de las últimas jornadas les han devuelto a la pelea por la permanencia. Solo tienen un punto más que el Málaga y no fueron capaces de ganar en su campo al colista. Si el Málaga es capaz de ganar estos seis puntos se quedará con 26 al final de la primera vuelta, una cifra que mirando las últimas tres temporada daría un colchón de unos cuatro o cinco puntos por encima del descenso, objetivo de los malacitanos.