«Un Málaga muy preocupante y cada vez menos seguro»

La opinión de Antonio Merchán tras la derrota del Málaga ante la Ponferradina

0
404
Merchán Radio Marca
AJ Merchán durante un programa de Radio Marca

El fútbol suele ser poco previsible mantiene ciertos códigos temporada tras temporada. Los equipos con mucha juventud en sus filas, o deslumbran por su poderío físico y la calidad técnica de sus futbolistas, o bien lo hacen por su férrea defensa y salidas muy veloces al contraataque.

Cuando se mezclan mal estas posibilidades la resultante suele ser nerviosismo, inseguridad en su juego, pocas ideas en el ataque, un coladero en defensa y descenso de la categoría. Pellicer inició bien la temporada y hasta hace seis jornadas todo parecía ir bien y por encima del objetivo de la permanencia.

Sin embargo, seis jornadas sin ganar y ocho seguidas en casa sin lograr una victoria muestran un Málaga CF preocupante y con la clara sensación de ir de más a menos. En la Liga Smartbank todo ello se traduce en sufrimiento y candidatura seria a lo que ustedes ya se pueden imaginar.

Los ataques de entrenador que sufren los entrenadores no ayudan en nada al vestuario. Anoche Sergio Pellicer sufrió uno de ellos y cuando quiso reaccionar ya era tarde. Salir con dos laterales con nula proyección ofensiva y cuyo sitio natural sobre el terreno de juego tiene un rol diferente es un riesgo innecesario. El míster blanquiazul lo asumió y con ello se desordenó el conjunto malacitano.

Óscar Sielva, con el primer gol, y Gaspar, anotando el segundo tanto para la Ponferradina casi al final del encuentro, sellaron un triunfo que Pellicer ya había adelantado con su forma de plantear el encuentro. Al equipo se le vio nervioso, sin pegada en el ataque e inseguro en defensa. No tuvo apenas capacidad de reacción sobre el terreno de juego y, lo que es peor, estuvo muy mal dirigido desde el banquillo.

Hubo futbolistas desquiciados y fuera del partido, sin mostrar la necesaria capacidad de reacción y con una actitud que dejó mucho que desear. El Málaga CF actual debe dejarse la vida en cada partido si quiere igualar el nivel del resto de equipos de la categoría. Sin humildad, solidaridad colectiva y esfuerzo al límite en cada partido, el club costasoleño está condenado a pasar muchas dificultades.

Ninguno de los futbolistas jóvenes de este club ha empatado con nadie todavía ni son nada en el mundo del fútbol. Los que crean lo contrario serán historia pronto y los que sean capaces de reaccionar igual siguen teniendo oportunidades en el difícil mundo del fútbol. Sea como fuere, o se ponen las pilas o será imposible lograr la permanencia.

¡Memoria, Compromiso y Fe!, sobre todo esto último.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here