El mejor día para el Málaga fue el peor para el Sporting

0
208
Van Nistelrooy es manteado en aquella noche // MCF

Última jornada de la temporada 2011-2012. La Rosaleda era testigo de uno de los días más importantes de la historia del Málaga CF. En frente estaba el Sporting de Gijón, tal y como hoy ocurrirá en el templo de Martiricos. El Málaga de Manuel Pellegrini se jugaba entrar en la Champions ante un conjunto asturiano que se jugaba la permanencia en Primera División. Dos objetivos mayores. El choque se resolvió con un solitario gol de Rondón, las calles de Málaga fueron una fiesta mientras que en Gijón hubo pena por el descenso. El mejor día del Málaga fue el peor para el Sporting.

La misión de equipo que por aquel entonces dirigía Javier Clemente era casi imposible. El Sporting tenía que ganar al Málaga y esperar que Zaragoza y Rayo Vallecano no lo hicieran. Por desgracia para los rojiblancos, el sueño de la permanencia se deshizo tras el descanso con un gol de Apoño para el Zaragoza en el campo del Getafe. En aquel momento el Málaga ya se había adelantado con el gol de cabeza de Rondón, curiosamente su último tanto con la camiseta del equipo malacitano. Nadie lo hubiese dicho en ese momento. 

La afición malaguista acabó cantando “es de Primera, Sporting es de Primera”, afianzando de esa manera una relación que nació cuando ambos equipos subieron a Primera de la mano en la temporada 2007-2008. Aquel curso, Numancia, Málaga y Sporting de Gijón estrecharon lazos a más no poder. No ha sido la única vez de la historia en la que Sporting y Málaga han ido de la mano en algo. La relación entre ambos clubes de ha estrechado en este siglo XXI. Aquel día fue el mejor del Málaga y el peor del Sporting y todavía es recordado cuando el equipo asturiano visita La Rosaleda

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here