La prueba del algodón con la Copa en el horizonte (12:30)

El Unicaja buscará ratificar su mejoría ante Valencia Basket, rival directo por excelencia de los malagueños

0
45
Unicaja y Valencia Basket se ven las caras en el Carpena / ACB

Unicaja y Valencia Basket juegan este mediodía el partido con mejor cartel de la jornada 17, la última de la primera vuelta de forma oficial, pero aún con varios compromisos por recuperar y plazas de la Copa por dilucidar. Un duelo con aroma de rivalidad recíproco por tantos episodios recientes, en la retina cajista por supuesto la Eurocup de 2017, asaltando la Fonteta y un sinfín de historias entre dos clubes históricos de nuestro baloncesto. Los valencianos han adquirido poder estas últimas temporadas, jugando Euroliga y atrayendo al talento de primera fila en el viejo continente. La realidad hoy es otra.

Los taronjas juegan este curso la Eurocup, parece que de forma accidental; una entidad que tiene presupuesto y forma para jugar la máxima competición continental; aunque se le guarda un cariño especial, cuatro suma el Pamesa, para los nostálgicos. Y una Liga Endesa en 2017 ante el todopoderoso Real Madrid; los de Joan Plaza evitaron ese año un doblete histórico.

Vayamos a la actualidad. Solo vale ganar para ambos, más si cabe para Unicaja y que los ilusos no se queden solos. Sí, la Copa del Rey del Granada, aún con esas. Los cajistas tienen opciones y si consigues la octava victoria mañana, ojo porque las posibilidades pasan de remotas a reales. Katsikaris tendrá a todos sus hombres disponibles, en un horario que ayuda a ver más aficionados en la gradas; no hay excusas. Una derrota pincharía el globo.

Los de Peñarroya llegan al Carpena sextos, con una victoria más que su rival (8-6) y aún dos partidos por recuperar, ante los canarios. El duelo directo obliga a los valencianos asaltar la Costa del Sol; un tropiezo no le dejaría fuera ni mucho menos, pero sí tendría que viajar a Tenerife con todo por decidir y equipos por detrás a rebufo, ojalá sea Unicaja. Un nuevo proyecto en verano que empezó con dudas, pero de menos a más gracias a la recuperación de piezas. Una expedición que llega a Málaga algo mermada, aunque con la moral por las nubes tras veces al Bursaspor en Eurocup el día de Reyes (86-68).

Sí estará Bojan Dubjlevic, segundo jugador más valorado de la competición (19,1) solo superado por Dzanan Musa (20,8). El montenegrino lleva una década siendo capitán general, no solo en la ciudad del Turia, sino también en Liga Endesa; un líder que rebosa carisma. Peñarroya no podrá contar con Victor Claver (lesionado en el pie izquierdo) ni con Neno Dimitrijevic, azotado por el COVID-19. El catalán tiene en sus manos una plantilla de muchos quilates.

Talento nacional por explotar, como Xabi López Arostegui o Jaime Pradilla, dos jugadores que están en los planes de Scariolo. O extranjeros que conocen a la perfección todas las triquiñuelas de nuestro baloncesto: Jasiel Rivero, Klemen Prepelic o el veterano Sam Vam Rosson, junto con ‘Dubi’, los que más han perdurado en la entidad ché.

Las estadísticas individuales de Valencia Basket / ACB

Valencia Basket es el undécimo equipo más valorado de la competición (87,9), por detrás de Unicaja (90,6). Mantiene una línea estable en el resto de apartados estadísticos. Katsikaris enfatizó ayer en rueda de prensa «en el poderío interior» de los taronjas: Labeyrie o la versatilidad de Tobey suelen poner en problemas, además de la presencia de Dubjlevic.

En el cara a cara particular, ganan los taronjas en el balance histórico: 81 enfrentamientos ligueros entre Unicaja y Valencia Basket, sin contar los enfrentamientos europeos o de Copa, con 39 triunfos para los malagueños, por 42 en la cuenta de los valencianos. Demuestra cómo esta rivalidad se ha ido cocinando a lo largo de tantas temporadas.

La temporada pasada, dos victorias como visitante: Unicaja asaltó la Fonteta contra todo pronóstico, en la Jornada 5 y con Luis Casimiro en el banquillo cajista; Abromaitis, con 20 puntos, y Brizuela comandaron el triunfo por 66-71. En el partido de vuelta, los de Ponsarnau se vengaron doblegando a los verdes por 85-89 con actuaciones sobresaliente de dos jugadores que estarán mañana: Prepelic y Tobey.

Todos los ingredientes para ver un gran partido de baloncesto: talento en ambas rotaciones, rivalidad y la Copa en juego. Un Carpena que debe llevar en volandas a un Unicaja que no sabe lo qué es ganar a un equipo de Euroliga o Eurocup. No hay mejor contexto para romper el maleficio.

Últimos duelos entre Unicaja y Valencia Basket / ACB

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here