La sinfonía de Luis Muñoz y Ramón

0
544
Gran partido de Luis Muñoz y Ramón
Gran partido de Luis Muñoz y Ramón

El Málaga se buscó y se encontró en La Romareda. El cuadro de Pellicer realizó una primera parte de mucho nivel en la que los jugadores del club de Martiricos entendieron a la perfección que exigía el choque. Dos goles de ventaja que sirvieron para sufrir mucho menos en una segunda parte donde el campo se volcó hacia la portería de Juan Soriano. La clave estuvo en algo que a Pellicer le gusta mucho, las transiciones. El equipo robó la pelota y salió a la contra matando en las oportunidades que tuvo a un Zaragoza maniatado. Gran parte de culpa la tuvieron los dos directores de orquesta en el césped maño. La sinfonía de Luis Muñoz y Ramón sonó de dulce y el Málaga se llevó tres puntos.

Eguaras y Javi Ros no tuvieron nada que hacer. Entre los dos mediocentros maños perdieron casi 30 balones en la divisoria de los dos campos. Justo la mitad de las bolas que perdieron la pareja de mediocentros malaguista. Luis Muñoz puso la garra con muchos robos de balón mientras que Ramón fue una especie de segundero de reloj exacto que estuvo siempre puntual en el pase y la posición en el campo.

Dos goles con escuadra y cartabón

Dos momentos puntuales brillan por encima de los demás. La jugada del Málaga en el primer gol tiene de todo. El centro de Rahmani y el cabezazo de Chavarría son sobresalientes pero vienen precedidos de una semi-asistencia del canterano blanquiazul. Un pase de 25 metros y de mucha calidad a las botas del argelino. En el segundo tanto fue Ramón el que cogió la batuta. El de Órgiva rompió dos líneas con un pase raso que fue aprovechado por Chavarría para asistir a Caye Quintana.

Los datos del encuentro demuestran que el partido de ambos fue de sobresaliente al menos en su primera mitad. Ramón, que superó la treintena de pases complicados, estuvo en el 85% de acierto en los pases hasta que fue sustituido. Una sinfonía dirigida por Luis Muñoz y Ramón que devolvieron con tres puntos la apuesta de Pellicer por ellos en un doble pivote que sí convenció.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here