La última ilusión del gol malaguista deja el fútbol

4
133
Foto: LaLiga

Rubén Castro deja el fútbol. El delantero canario ha puesto fin a su carrera como futbolista a los 42 años de edad a través de un comunicado que ha compartido a través de redes sociales. El mítico delantero se encontraba sin equipo desde que finalizó la pasada temporada cuando formaba parte de la plantilla del descenso del Málaga CF a la Primera Federación. Durante esta temporada, sin éxito, buscó un club que apostara por él pero esa oportunidad no ha llegado. De este modo, la última ilusión del gol malaguista deja el fútbol.

En su última temporada como profesional en el fútbol jugó en el club de Martiricos. El delantero llegaba a Málaga por la puerta grande. A pesar de su veteranía, su experiencia era el principal argumento para ficharle porque venía de rendir de forma excelente en el Cartagena. Pero, su etapa en Málaga quedó lejos de lo que se vio en tierras murcianas. El conjunto de la capital de la Costa del Sol marcó un total de 10 goles y dio 3 asistencias en los 41 partidos que participó en Segunda División. Dentro de su etapa malaguista queda en la retina de los aficionados blanquiazules ese penalti que falló ante el Huesca en la Jornada 38, que en caso de haber entrado, hubiera supuesto un antes y un después.

El ex jugador del Real Betis, Las Palmas, Cartagena, Deportivo de La Coruña, Albacete, Racing de Santander o Málaga, entre otros, se ha despedido con un post a través de sus redes sociales. En el mensaje, sobre todo, se ha despedido con especial cariño de Pepe Mel, la Unión Deportiva Las Palmas, el Real Betis Balompié y su relación con Jorge Molina.

«Mi despedida del fútbol. Me ha costado llegar a este momento. Qué digo. Todavía me cuesta verme alejado de la pelota. No soy capaz de hacerme a la idea de que esto se ha terminado. Quizá por eso he tardado tantos meses en anunciaros que mi etapa como futbolista en activo toca a su final. Lo hago porque me considero un afortunado. Aquél muchacho que se divertía en el Club Artesano, el modesto equipo de Las Palmas donde empecé, ha superado todas las barreras que ni siquiera hoy soy capaz de imaginar: disputar como delantero casi 800 partidos oficiales y celebrar como propios más de 300 goles«, comienza diciendo Rubén.

«Con todo esto en la mochila del futbol y de la vida, considero que es el momento de dejar descansar al balón. Me despido con cariño, respeto y admiración especialmente a dos clubes y a dos personas que han marcado mi carrera. He defendido los colores de once equipos durante más de veinte años como profesional, del norte al sur de la península y hasta una aventura en China. De todos guardo su estima porque de todos recojo maravillosas vivencias que nunca me abandonarán allí donde esté. Pero tengo que ser honesto con todos: dos clubes son especiales, dos clubes los he sentido como propios«, continúa.

«Sí, la UD Las Palmas y el Real Betis Balompié me hacen sentirme un privilegiado. Pertenecer a la historia de ambos me congratula. Con ellos, me hice mejor, me superé como persona y como futbolista y sólo me queda expresar mi gratitud eterna a sus dos aficiones y a esos seguidores que me apoyaron en las buenas, y sin dejarme caer en las malas. En esta despedida, mirar atrás me abruma. Agradezco la oportunidad que me concedieron técnicos, empleados y compañeros de esa lista interminable de equipos en los que desarrollé mi felicidad«, añade el 24.

«Voy a nombrar a dos muy particulares. No significa que no me acuerde de muchos otros, pero singularmente la figura de Pepe Mel se encuentra grabada a fuego en mi trayectoria. Nadie me entendió mejor que él, como con nadie me entendí en el césped como con Jorge Molina. Esos años en el Villamarín nunca tendrán fin en mi memoria. Concluyo con el orgullo de pertenecer al mundo del fútbol, al que de alguna u otra manera seguiré vinculado, dónde si no. Hasta aquí hemos llegado y desde aquí, con humildad, buscaré seguir amando a la pelota«, finaliza Rubén, un goleador de leyenda.

De este modo, la última ilusión del gol malaguista deja el fútbol. Rubén Castro se retira a los 42 años de edad tras haber estado durante la última temporada buscando equipo sin éxito.

4 COMENTARIOS

  1. Igual el malaga le hace ahora una oferta para que regrese porque cumple todos los parámetros que aqui se buscan

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí