David Larrubia: «Lo primero es ayudar al Malagueño, pero quiero volver a estar arriba»

El canterano se muestra ambicioso y espera que su rendimiento en el verde le vuelva a situar en la primera plantilla

0
416
David Larrubia en un entrenamiento con el primer equipo
David Larrubia en un entrenamiento con el primer equipo | MCF

No fue un arranque deseado, el filial cayó en Motril en su primera jornada del campeonato. Larrubia hace autocrítica y resalta lo importante que es salir concentrado en una competición tan experimentada. “Hay que empezar a sumar de nuevo de 3 en 3. Salimos un poco empanaillos, pero cuando nos quisimos dar cuenta era tarde. Se nota la veteranía, las perdidas de tiempo, el campo… Se juntó todo”.

Larrubia estuvo muy presente durante el verano con el primer equipo si bien es cierto que en las últimas semanas ha dejado de tener presencia desapareciendo en los entrenamientos con José Alberto. Un míster que exige y mucho a los jóvenes. “Sí se que cuando bajo del primer equipo tengo que dar un paso hacia adelante. Hay que demostrar cosas si quieres volver arriba. A José Alberto se le ve un entrenador que tira de los canteranos, aunque no quiere tener a muchos de ellos entrenando. Hay que demostrar tu rendimiento cada fin de semana para volver arriba, eso nos transmite”.

No niega que tiene ganas de ser uno de los ‘canteranos’ privilegiados. De momento, le toca estar centrado con el Atlético Malagueño y seguir demostrando que puede y debe estar más arriba. “Lo primero es ayudar a mis compañeros del Malagueño, pero después en lo personal por supuesto quiero volver arriba”.

Un filial joven, renovado y con muchas caras nuevas. El objetivo del grupo es estar arriba pese a que es una de las plantillas más noveles de la historia del Málaga CF. Ambición y formación. “Este año es el equipo más joven de la historia del filial. Es un equipo muy compacto, y espero que podamos mirar hacia arriba. El pasado año nos merecimos subir y no nos dieron la categoría. Siempre queremos mirar hacia arriba y por lo menos ir a los playoffs”.

Aún escuece el hecho de haberse quedado sin ascenso tras caer en Antequera y sobre todo por la polémica sanción que le privó de los puestos privilegiados el curso pasado. “El grupo se sintió jodido en ese aspecto. Nos dio mucho coraje, pero bueno, supuestamente nos tendrán que compensar económicamente y tendremos que conformarnos”.

Larrubia vivió un gran año deportivo pese a no lograr el ascenso. Minutos con el primer equipo, campeonato de Andalucía con el División de Honor y unas semifinales de Copa de Campeones “Estuvimos muy cerca de llegar a esa final, una pena la semifinal contra el Barça. Hicimos muy buena temporada. A Álex Rico ahora le decimos que no hizo nada, que solo metió el gol. Se ha llevado todo los ‘palos’ que se tenía que llevar”.

Un año más y una mayor madurez para Larrubia. El curso pasado anduvo a trote entre el primer equipo con Sergio Pellicer, minutos con el Atlético Malagueño y fase final del campeonato con Nacho Pérez en el División de Honor blanquiazul: “Es duro de llevar. Al final no sabes dónde estás. Yo el pasado año estaba en tres equipos. Al fin y al cabo, quieres dar el máximo de ti donde te manden. Mi objetivo es poder sumar minutos con el primer equipo y a ver lo que pasa. La temporada es muy larga y espero subir más pronto que tarde”.

De momento no está dentro de ese club privilegiado de futbolistas del filial. Hasta la fecha: Santos, Haitam, Roberto, Kevin o Ismael Gutiérrez. Larrubia es ambicioso, pero se muestra autoexigente “Si José Alberto ha decidido que ellos son los que tienen que estar ahí por algo será. Mi rendimiento será el que marque si debo volver ahí o no. La verdad que si un jugador no juega es por su culpa, de nadie más. Soy quien se tiene que ganar el puesto y no necesito nadie más.

Pese a que hubo rumores de una cesión en este mercado de verano, el malaguista fue claro y contundente. «Que yo sepa no tuve nada sobre la mesa, aunque se habló mucho de que podría haber salido cedido. Tengo aún este año y el que viene”.

Cuando cuelga las botas, de vez en cuando aprovecha el tiempo libre y coge la consola. El año pasado el dueño, amo y señor de los videojuegos fue Mejías “El año pasado era Josua con diferencia. Este año todavía no lo tengo claro. Josua le daba toda la semana. Durante el COVID-19 jugábamos a la Play y hablábamos por ahí, era una buena forma de entretenernos. La verdad es que me he cogido un par de veces, pero soy muy malo en el FIFA”.

Este domingo vuelve a competir el Atlético Malagueño. Cita importante en la Federación ante la UD Torre del Mar. El vestuario malaguista es consciente de que es vital hacerse fuerte en casa “En esta categoría casi ningún partido es fácil. Funes y Bravo nos han dado las claves del partido y ya estamos pensando en el domingo. Esperamos coger los primeros tres puntos y empezar a sumar de tres en tres. Lo que tenemos que hacer es ganar todo lo que podamos en casa. Fuera hay que empezar a sumar cada vez más”.

Una Tercera con hasta ocho representantes de la provincia y con unas plantillas de nivel “Si uno no mira los equipos que hay dentro parece una categoría floja por ser la quinta de España. Si analizas los equipos no es para nada fácil. Sabemos de la dificultad que tiene esta categoría. Funes no para de decirnos que tenemos que conocer al rival que tenemos en frente y respetarlo”.

De momento, no tiene noticias de la Rojita “Estuve en la prelista de la sub-19 que se suspendió por el COVID. Este año ya soy sub-20 y veremos si hay alguna convocatoria o no”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here