El Málaga vuelve a levantar recelo

1
5444

El descenso de categoría genera una dura reestructuración que levanta recelo en el Málaga y fuera de la ciudad. La aplicación del ERE y el pertinente despido colectivo de alrededor de 60 trabajadores, no quita que la entidad de Martiricos sea un conjunto poderoso en la nueva categoría en la que tendrá que convivir. Su economía no será boyante, pero sí se ve como uno de los ricos de Primera RFEF. Para muestra un botón. Su primer fichaje es el killer del fútbol de bronce: Dioni Villalba. Un fichaje costoso, por lo que tendrá que abonar al jugador como ficha anual, y que genera debate. Aquí se cumple la premisa, el dinero en el verde.

Pese a llevar a cabo importantes intentonas por retener a Yáñez o Rubén Castro, en ese escenario el Málaga no dispone de la fuerza, su cifra de negocio cae diez millones de euros, con la que ahora sí puede acometer determinadas operaciones en un mercado lejos del fútbol profesional. Pasó con Dioni, también estaba en los planes del Real Murcia, pero ese poderío chirría con la nueva reestructuración integral que sufre la entidad.

El tercer ERE en tres años. Un club sobredimensionado y que aumentó su masa de empleados de manera notable a raíz del acuerdo de CVC y que de nuevo se ampara en esta drástica médica para adelgazar su organigrama.

El recelo que levanta el Málaga: interno y externo

La exigencia es total para este Málaga. El fútbol profesional debe ser el sitio de una ciudad que crece, más allá de debates sociales o políticos. La aplicación del ERE y su bucle judicial encapsula el día a día, pero se le pedirá el ascenso esta temporada a una plantilla aun sin ser un mero borrador. De todos es sabido que tener más nombre o historia no le garantizará nada en este nuevo fútbol de barro. Tampoco un presupuesto mayor que otros equipos, pero el Málaga también entiende que este recelo es una arma de doble filo. Dos prismas.

Será recibido con el cuchillo entre los dientes, eso va a ser una tónica en los encuentros a domicilio, pero a la vez es una importante herramienta para echar el resto en la planificación deportiva pese a activar un duro despido colectivo de puertas para dentro.

1 COMENTARIO

  1. Aquí se cumple la premisa, el dinero en el verde…. Pero esto que es???
    El dinero debe ser para pagar a los trabajadores. Y más, cuando puede haber de sobra para hacer una gran plantilla y no despedir trabajadores.
    No se les ha ocurrido una bajada de sueldos esta temporada y mantener los puestos de trabajo??
    A ver si alguien utiliza la cabeza para algo más que figurar en el palco o plegarse a las amenazas de algunos sinvergüenzas que luego van diciendo por ahí: “el administrador come en mi mano”…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí