La imagen de la vergüenza en Balaídos

2
253
Captura de pantalla del vídeo ofrecido por Javier Muñoz, Cadena SER Antequera

El tanto del pontano desató la furia de algunos aficionados celestes. La imagen de la vergüenza en Balaídos.

Corría el minuto 61 de partido cuando Roberto decidió vestirse de Ronaldo Nazário y se cruzó todo el verde de Balaídos para terminar provocando un penalti vital en las aspiraciones del Málaga por tratar de pasar de ronda. El delantero pontano resolvió la pena máxima con frialdad y, como es normal, se fue con el resto de sus compañeros a celebrar que ponía por delante a su equipo. El cálido ambiente vivido en el estadio vigués alcanzó su temperatura máxima en estos momentos.

Una vez que los futbolistas boquerones se encontraban sobre el césped celebrando el gol, una lluvia de botellas puso en peligro la integridad de dichos jugadores. Genaro y Manu Molina se dirigieron hacia los aficionados del Celta para reciminarles esa actitud y pedirles calma. Mientras tanto, David Larrubia recogía las botellas del suelo a la vez que el colegiado tomaba nota sobre lo acontecido. Afortunadamente ningún futbolista, fuera del equipo que fuera, se vio lastimado. Incluso Raúl Blanco, capitán del filial vigués, se dedicó a pedir calma y a retirar las botellas del campo. Este hecho provocó una pausa de unos tres o cuatro minutos. El colegiado dio parte de lo sucedido y activaron el mensaje de protocolo por megafonía.

Lamentablemente, a día de hoy todavía hay que aguantar que muchos irresponsables acudan a los terrenos de juego a practicar actos salvajes. Este vídeo de Javier Muñoz, compañero de Cadena SER Antequera, recoge de primera mano esta situación. Por cierto, en la que también diversos periodistas costasoleños se vieron involucrados cuando tan solo realizaban su trabajo de manera profesional.

Bestard Servera, árbitro del duelo, reflejó ese lanzamiento de objetos en el acta post partido: «Tras la consecución del gol del Málaga, en el minuto 60, aficionados situados detrás de dicha portería, identificados como aficionados locales por sus vestimentas y bufandas lanzaron una decena de botellas de agua de plástico llenas y vacías de tamaño 33 centilitros al terreno de juego sin impactar en ningún jugador«.

2 COMENTARIOS

  1. En la vuelta…más 33.000 más 12 jugadores será un hervidero en templo…p…..Málaga sobra lamentable celta

  2. El entrenador del celta ya a empezado ganado. al quejarse del arbitraje, aunque metamos un millon, y le metas fuego a todo el campo, quien juega son los jugadores y el arbitro…. ya vamos tarde y mal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí