Manual de supervivencia a una previa: del «al ataquerrrr» al «no puedorrr»…

4
54

Menos de veinticuatro horas para que toda la Málaga que se siente malaguista se abra el alma de nuevo en La Rosaleda. No está solo el equipo de Pellicer en la misión más difícil de toda la historia blanquiazul. La ciudad, con los que están y los que no están entre nosotros, empujarán para que los blanquiazules logren el objetivo de encarrilar el ascenso. Es solo el partido de ida, pero el boquerón que se precie llevará la camiseta pegada a la piel desde primera hora de la mañana. No estará solo este club ni en la previa ni en el postpartido pase lo que pase, ocurra lo que ocurra. Este es el manual de supervivencia de una previa especial, la previa del Málaga – Nástic, el partido más importante de la historia.

El malagueño malaguista de a pie se levantará temprano, no habrá podido dormir mucho pensando en lo que se viene esta noche. Así que es probable que se tire a la calle desde bien temprano en busca de un mitad y un pitufo mixto, nada de catalana este sábado. En su bar favorito, debatirá con sus amigos y tendrá que aguantar un par de comentarios sobre Toni Kroos o la última ocurrencia de Laporta. Que si el Málaga es muy malo y que si “no suben este año” el cuñado de un primo ya le ha dicho a Paco, “que el equipo desaparece”. Ignorándolo todo pondrá sus pasos cerca de La Rosaleda, donde es muy probable que la previa empiece hasta cuatro horas antes. 

Nervios y más nervios para en un rato pasar de la euforia y “al ataqueeeerrrrr” al “no puedorrr”, que diría nuestro gran Chiquito de la Calzada, otro que apoyará desde arriba. Vendrá a nuestra cabezas imágenes de un 0-2 con cantada de Alfonso Herrero y de un 3-0 con hattrick de Roberto. Convendrá entonces calmar esos nervios con una Victoria bien fresquita. A las 18:00 horas, la primera llorera. La banda de tambores y cornetas del Cautivo desfilando por Martiricos mientras el personal se rompe la camisa si hace falta. 

18:30 horas, llega el recibimiento. Otra llorera, mitad porque en ese momento solo hay malaguismo a tu alrededor, mitad porque has tragado más humo que la primera vez que te explicaron lo que era un submarino. Todos para tomarse la última y a las gradas de La Rosaleda. Y dentro del templo, a cantar y dejarse la voz alentando a los hombres de Pellicer. Y que pase lo que tenga que pasar que el Málaga CF nunca volverá a estar solo. Porque el pueblo que olvida está condenado a repetir sus errores y este malaguismo militante ha aprendido a base de golpes que nunca más va a dejar que pisoteen un escudo que representa lo que para muchos va incluso antes de que su familia de sangre. Este es el manual de supervivencia de una previa especial, la previa del Málaga – Nástic, el partido más importante de la historia.

4 COMENTARIOS

  1. Al ataqueeeeerrrrr mis valientes,,,chiquito por la gloria de tu madre ayúdanos desde arriba a qué el balón entre en la portería contraria y que nuestros jugadores no sean unos cobardes del fistro del duodeno ,,,,,comooooo que si puedol que si puedol. Grande chiquito.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí