El Unicaja cumple el guion previsto y supera con solvencia a un valiente Lavrio (86-70)

0
64
El Unicaja cumple el guion previsto y supera con solvencia a un valiente Lavrio (86-70)
El Unicaja cumple el guion previsto y supera con solvencia a un valiente Lavrio (86-70)

El equipo malagueño aplasta al conjunto heleno en el primer partido oficial de la Basketball Champions League en el Martín Carpena. Noche de presentación de la competición continental y etiqueta negra para el equipo malagueño con la presencia del CEO de la competición Patrick Comninos, CEO de la Champions, y Jorge Garbajosa, leyenda viva del Unicaja y ahora máximo responsable de la Federación Española de Baloncesto y José Miguel Calleja, director general de la ACB.

Un palco de lujo para el bautizo, con victoria, de la Champions Basketball League, su nueva meta europea.

Pese a un primer cuarto igualado, el Unicaja estiró la renta poco a poco y certificó la victoria a raíz de firmar una gran segunda mitad. El Unicaja no dio tregua y activó el rodillo ofensivo tras la vuelta de vestuarios. Pese al poco brillo mostrado, la calidad y la profundidad de la plantilla respecto al equipo heleno, fue clave en el resultado final.

El arranque del equipo cajista fue enérgico. Las buenas decisiones ofensivas y desacierto de los helenos, permitían a los de Fotis Katsikaris comandar en el marcador. A falta de 5:56, los malagueños se colocaban con la máxima renta del partido (13-4). A continuación, tiempo muerto en la pistas y los griegos reaccionaron. El Lavrio Megabolt se encomendó a Carter y la reacción se produjo. Un duro parcial de 0-9, obligaron a pedir tiempo muerta al Unicaja y nuevo partido a falta de tres minutos (15-16).

El equipo cajista reordenó ideas e introdujo a Alberto Díaz y Jaime Fernández. Abromaitis veía aro con facilidad y Smith también anotaba para los griegos que seguían muy a tono. Final de cuarto y el Unicaja debía sudar tinta china si quería romper el partido (20-20)

Cambio de chip de los malagueños en el segundo cuarto. Mejoría coral de los malagueños que arrancaron con buen pie. Cinco puntos consecutivos de Barreiro y varias canastas de Díaz y de Jaime Fernández daban ventaja a los de Fotis Katsikaris (31-26).

El equipo de Los Guindos quería más y empezó a encontrar también actores secundarios como Micheal Eric y Francis Alonso. Mientras tanto, los griegos se aferraban a Carter (33-29). A falta de 2:31 para el final de cuarto, Abromaitis dejaba a los malagueños con +9 (38-29). Momento crítico para los helenos. El Unicaja olió sangre y aceleró al final del periodo. Abromaitis seguía a lo suyo y se marchó al descanso con 11 puntos. Descanso y el Unicaja tenía el encuentro en su mano (45-35)

A la vuelta de vestuarios, solo Carter intentaba evitar la debacle griega. El Unicaja no daba opción a la reacción visitante y puso la velocidad de crucero. Nzosa metía un gancho a mitad de cuarto y el encuentro estaba casi visto para sentencia (58-46). A esa fiesta querían sumarse más elementos. Jaime Fernández y Bouitelle anotaban con facilidad y un par de acciones comandadas por Lewis permitían a los griegos vivir, pero con apenas oxígeno (66-56)

El último periodo fue coser y cantar para los malagueños pese a que de nuevo el equipo no mostró un juego brillante. Darío Brizuela aprovechó los minutos en pista para entrar en una buena dinámica tras perderse el duelo en Manresa.

Carter seguía a lo suyo y se marchó por una técnica puesto que anteriormente fue víctima de una antideportiva. Su juventud y su gran juego fue recompensado por la ovación del Carpena en su despedida. Tramo final sin nada en juego.

Todo quedó finiquitado con el 76-62 y Fotis Katsikaris optó por no meter a Rubén Guerrero ni Carlos Suárez, inéditos en la victoria ante el Lavrio. Para crecer y progresar hacen falta más detalles, está claro que ganando todo es más fácil. Guion cumplido y la posible sorpresa mayúscula queda eliminada.

Estadísticas del partido

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here