PREVIA | Ahora más que nunca… ¡Te quiero Málaga!

1
80
La plantilla del Málaga CF posa junto a la afición tras el recibimiento en el aeropuerto // Foto: Málaga CF

399 días. Ese es el lapso de tiempo que el Málaga CF lleva en Primera Federación. Fuera del fútbol profesional. El 20 de mayo del pasado año, el conjunto blanquiazul certificó en Mendizorroza lo que era un secreto a voces. El descenso a la categoría de bronce del fútbol español después de 25 años. Una vez superado el llanto y el duelo, solo tocaba pensar en una cosa: volver cuanto antes al fútbol profesional. Y esa oportunidad se le presenta hoy al conjunto de Martiricos. A partir de las 20:30 horas, desde las 17:00 horas con programación especial en Radio MARCA Málaga, el Málaga CF buscará el ascenso a Segunda División en el Nou Estadi de Tarragona. A por ello. Ahora más que nunca… ¡Te quiero Málaga!

Y ese ahora más que nunca… ¡Te quiero Málaga! es una frase que responde a la realidad. Nunca se ha visto a una ciudad tan volcada con su equipo como este año. Los Cármenes, Linarejos, El Palmar, El Nuevo Mirador, Cerro del Espino, El Maulí. Son muchos escenarios los que la afición blanquiazul han convertido como locales. Miles de malaguistas han estado con el equipo en cada momento. En los buenos y en los malos. Hoy serán más de 500 malaguistas los que estarán animando en las gradas del Nou Estadi de Tarragona. Más de 11.000 almas apoyarán desde la distancia en la especial pantalla gigante que se instalará en el Auditorio del Cortijo de Torres.

La afición del Málaga no solo ha estado presente en los estadios visitantes. Han entrado en otra dimensión nacional con los recibimientos vividos en La Rosaleda en los dos encuentros de este playoff. Ante el Celta Fortuna en la ronda de semifinales y hace siete días ante el propio Nástic de Tarragona. También, por lo que ha hecho el malaguismo en el aeropuerto para dar el último aliento a su equipo. Unos 2.000 malaguistas se dieron cita para despedir al equipo antes de que despegara a Tarragona. Turistas. Viajeros de todo el mundo. Trabajadores. Todo el mundo quedó alucinado con el recibimiento al equipo. Faltan palabras para hacer que lo entiendan. El Kanka ya lo dice. Esto es algo inexplicable.

La afición ya ha jugado su parte del partido. Con el ambientazo generado en la ida como en la despedida antes de partir a tierras catalanes. Precisamente, el partido de hace siete días otorga al Málaga la ventaja de que le vale el doble resultado. Si los blanquiazules logran empatar o ganar en el Nou Estadi, la próxima temporada serán equipo de Segunda División. Por su parte, al Nástic sólo le vale una cosa: la victoria. Los catalanes deberán ganar por dos o más goles de diferencia si quieren resolver la eliminatoria en 90 minutos. Si consiguen ganar por un tanto e igualar el global de la eliminatoria, el encuentro iría a la prórroga. Si esa victoria hipotética del equipo catalán por la mínima persistiera tras el tiempo extra, el Nástic sería equipo de LaLiga Hypermotion.

El Málaga deberá resolver la eliminatoria en un estadio que presentará la mejor entrada de la temporada. El ambiente será caliente, pero contará con la mayor de las seguridades. Este Nástic – Málaga ha sido declarado de alto riesgo. Se quiere evitar que se den escenas similares a las que sufrió el Ceuta en la vuelta de las semifinales. Los ceutís recibieron un apedreamiento en la llegada del bus al estadio. Pero según sus palabras, eso no fue lo único que se encontraron de un partido que semanas después siguen definiendo de «encerrona». Ante todo eso deberá resistir el Málaga. Como indicó Pellicer en la rueda de prensa previa al partido, los suyos deben estar pendientes del fútbol. Y de nada más.

Lo de nada más, claramente, va sobre el peso del arbitraje. El Nástic, su afición y su presidente pusieron el grito en el cielo tras la derrota del sábado en La Rosaleda poniendo el foco en la actuación arbitral de Palencia Caballero. Sobre todo, por la acción que abrió la lata. Desde Tarragona se quejaron de que no se interrumpiese esa jugada porque había dos balones dentro del campo. Hay que destacar dos cosas. La primera es que Alan Godoy, jugador del conjunto catalán, es quién metió ese segundo balón sobre el verde. La segunda es que ese balón no interfería en la jugada en ningún momento. Por tanto, con reglamento en la mano, el gol era súper válido. Otras acciones arbitrales… no tuvieron el foco tarraconense. Quizá a Roberto se le podría haber indicado algún penalti en varios lances que sufrió dentro del área.

Quién tendrá la responsabilidad de impartir la justicia en el encuentro es Mallo Fernández. Otra vez un árbitro vasco. Algo que no ha gustado en Tarragona. Porque el último recuerdo es el de un mal arbitraje que sufrieron en esta misma temporada cuando visitaron al Deportivo de La Coruña en Riazor. Perdieron 1-0 ante el campeón del grupo. Si es cierto que también hay que aplaudir la actitud de los entrenadores sobre la figura del árbitro en la previa del duelo. Pellicer y Vidal saben que el árbitro, al igual que sus equipos, se está jugando el ascenso. Ojalá no haya que hablar sobre él cuando acabe el partido. Sería una gran noticia para el fútbol.

En lo que respecta a lo futbolístico, el Málaga CF podría decirse que cuenta con tres incógnitas de cara al once titular. Dos de ellas en defensa. La primera en el lateral derecho. Jokin Gabilondo fue titular en el partido de ida y estuvo por delante de Puga de varios partidos. De hecho, Puga acabó con muy buenas sensaciones en los minutos que tuvo el tramo final hace una semana en La Rosaleda. Además, el ex del Atlético de Madrid está siendo más habitual en el playoff y en los últimos partidos de la fase regular. Podría ser titular Puga en lugar de Jokin. La otra duda en defensa está en el eje de la zaga. Juande, Nelson Monte y Einar Galilea. Dos de ellos tres compondrán la pareja de centrales.

La tercera duda está en la zona de ataque. Esta parece más fácil de aclarar. Se trata de quién ocupará el costado derecho. Kevin se perfila como el favorito. Como hizo en el duelo de la ida. Pellicer considera que la experiencia es un grado en estas eliminatorias. Pero también es un grado ser un jugador «inconsciente» en el buen sentido de la palabra. Ser valiente. Atrevido. Encarador. Persistente. Eso lo representa más Kevin que Larrubia. Además, hay que sumar que el «10» ha tenido entrenamientos durante la semana en los que no ha estado al mismo ritmo que el resto de sus compañeros. Quizá ese sea el principal argumento para creer en la titularidad de Larrubia. Sólo hay que fijarse en los casos de Roberto y Genaro en los últimos dos partidos…

En cuanto al Nástic de Tarragona, la duda vuelve a ser la de Gorostidi. Un jugador vital en la sala de máquinas del conjunto catalán que ha tenido mucha importancia durante toda la temporada. De hecho, no disputó la ida en La Rosaleda después de que se lesionara en la vuelta de la eliminatoria de semifinales ante el Ceuta. Parecía que iba a llegar de forma clara al partido, pero seguirá siendo duda hasta última hora.

El inicio del partido se antoja muy importante. El último recuerdo del Nástic de Tarragona en casa es la de un inicio muy fuerte ante el Ceuta. Al descanso ya ganaba por 2-0. Con un gran Alan Godoy que tendrá ganas de reivindicarse después de la acción que adelantó al Málaga en la eliminatoria. El Nástic es un equipo muy fuerte en casa. En el grupo 1 ha sido el mejor local. Entre fase regular y playoff, el equipo de Vidal ha disputado 20 partidos en casa. 13 victorias, 5 empates y 2 derrotas. Tan sólo Teruel y Unionistas de Salamanca han sido capaces de ganar en el Nou Estadi en este curso. Aunque al Málaga CF también le valdría hacer lo que consiguieron Ponferradina, Real Sociedad «B», Sestao River, Osasuna Promesas y Deportivo de la Coruña, empatar.

Lo que sí no valdría al Málaga CF sería el último resultado que cosechó en Tarragona en partido oficial. Fue la derrota que cerró el año 2022. La pasada temporada. En Copa del Rey. El conjunto blanquiazul perdió ante un Nástic de Primera RFEF por 2-1. Ese resultado metería al Nástic en Segunda División. Mejores son los recuerdos del Málaga CF en el Nou Estadi en partidos de competición de fase regular. Además de este precedente, los de Martiricos han disputado dos encuentros más en Tarragona bajo las siglas de Málaga CF. Ambas en Segunda División. En 2019, victoria por la mínima con gol de Dani Pacheco. En 2007, empate a uno con gol de Salva Ballesta. De los tres precedentes históricos, valen dos.

El Málaga CF no quiere que la cuenta de días en Primera Federación llegue a la cifra de 400 días. Eso se podrá evitar superando la eliminatoria ante el Nástic de Tarragona. No va a ser fácil. Se va a sufrir muchísimo. Pero a los blanquiazules les vale ganar o empatar. Al Nástic sólo ganar. Dos históricos quieren regresar al fútbol profesional. Para el Nástic son cinco años de espera. Para el Málaga sería subir tan solo un año después de descender. Algo capital. Porque ya están los ejemplos de equipo como el Castellón, el Deportivo de la Coruña o el propio Nástic de que la cosecha del ascenso puede acabar alargándose.

Ojalá a eso de las 22:25-22:30h (sin prórroga) o sobre las 23:00 horas (si hay prórroga) se puede decir aquello de que el Málaga CF asciende a la Segunda División. Quién más se merece este ascenso es la afición blanquiazul. No sabemos lo que acabará ocurriendo en el Nou Estadi en la tarde-noche de este sábado. Pero este año, el malaguismo ha cobrado una nueva vida que perdurará durante mucho tiempo. Ellos son el claro ejemplo de Ahora más que nunca… ¡Te quiero Málaga!

P.D. Si acaba dándose el ascenso habrá un gran debate. ¿Qué noche sería más corta para el malaguista? ¿La del ascenso o la posterior de San Juan? Ojalá podamos debatir sobre ello en los primeros días de este verano. Será una buena y profesional señal.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí